Conoce las principales diferencias entre trekking y senderismo

Cuando preparas la mochila para ir a la montaña, le dices a tu familia o amigos que vas a hacer senderismo, ¿o trekking?, ¿o ambos?. Si no sabes diferenciar entre trekking y senderismo no te preocupes, no eres el único. Estos términos llevan a confusión, aunque son similares, tienen algunas diferencias que los convierten en dos deportes.

Trekking vs. Senderismo: ¿Qué son?

Para poder comprender cuáles son las principales diferencias entre ambos, primero necesitamos conocer qué es cada uno de ellos.

  • Trekking significa hacer un viaje largo y con una dificultad media-alta por lugares que no tienen porqué estar delimitados por un camino.
  • Senderismo es la actividad de hacer largos recorridos por el campo o montaña por placer, siguiendo senderos o caminos establecidos.

Leyendo estas breves definiciones, podemos ver que no hay mucho que distinguir entre ambas actividades, pues el objetivo final es disfrutar de la montaña, el campo o la naturaleza con largas caminatas. Sin embargo, con el trekking se necesita más tiempo y una mejor organización. Esa es la principal distinción entre trekking y senderismo. 

Además, el senderismo se describe como una «caminata», mientras que el trekking es un «viaje». Eso indica que el trekking tiene una duración mayor.

Diferencias entre Trekking y Senderismo

  1. Duración

La duración es una de las distinciones más prominentes entre estas dos actividades. El trekking suele durar al menos dos días, pero a menudo incluso más que eso. Las personas que practican trekking la mayoría de las veces tienen un destino en mente, aspiran a llegar a este destino y pueden llegar a caminar miles de kilómetros por viaje de trekking. Por otro lado, las caminatas de senderismo tienen una duración más corta en comparación con el trekking, cuando alguien va de excursión, es decir, en la mayoría de los casos, unas horas de caminata o incluso un día completo de caminata. El senderismo también puede ser una experiencia de una noche, pero no llevará varios días.

  1. Terreno

Otra diferencia entre el trekking y el senderismo es el tipo de terreno que se incluye en estas categorías, los excursionistas de senderismo suelen utilizar rutas marcadas, y atraviesan montañas, bosques, colinas u otros entornos naturales que la gente quiere explorar. En comparación, los viajes de trekking no siempre se realizan por senderos marcados y, a menudo, atraviesan naturaleza inexplorada, como montañas, caminos, playas, bosques y mucho más. En este aspecto, el trekking tiene más libertad, ven la naturaleza intacta.

  1. Alojamiento

Como se ha mencionado anteriormente, el senderismo también puede ser una experiencia nocturna, incluso en ese caso, la base suele ser un lugar concreto. Por ejemplo, las personas se quedan en un refugio de montaña y van de excursión cada día a un pico diferente, siempre regresando al refugio de montaña como base. Las personas que practican trekking nunca regresan al lugar donde estuvieron antes, su viaje se centra en un destino específico. Cada vez que los senderistas descansan, pernoctan en un lugar diferente. 

  1. Equipamiento

El equipamiento necesario para el senderismo y el trekking nunca será el mismo, en una caminata o ruta de senderismo, en esta segunda solo se necesitará lo básico: buenos zapatos o botas, ropa adecuada que pueda soportar cambios bruscos de clima o temperatura, bastones de senderismo si caminas más agusto, y una mochila donde guardar agua y otras necesidades. El caso es diferente cuando se trata de trekking, necesitarás un poco más de equipo: un mapa o una brújula, sacos de dormir, colchonetas, chaquetas impermeables, bastones, ropa polivalente, transpirable y de secado rápido, etc. Es muy importante no olvidarnos de la comida en las rutas de senderismo pero también en las rutas de trekking, planificar una buena alimentación ayudará a poder mantener el ritmo en ambos casos.

  1. Dificultad

Llegados a este punto, ya sabes que el trekking requiere un nivel de esfuerzo diferente, se necesita preparación física y entrenamiento para caminar durante algunos días. Es una actividad que necesita de tiempo, pasa por diferentes terrenos y requiere preparación mental y física. Por otro lado, el senderismo es una actividad de ocio dónde es más fácil elegir el sendero adecuado según las capacidades físicas. Por lo general, los caminos vienen con un nivel de dificultad, o indican cuánto tiempo requieren, para que podamos ser más o menos conscientes de sí puede suponer un gran esfuerzo. Podemos elegir un sendero de dificultad fácil o moderada si no caminamos con frecuencia y sentimos que ese es nuestro umbral. 

En resumen…

El senderismo es una actividad más corta y fácil, comúnmente caminando en senderos marcados en bucle, de ida y vuelta, o incluso caminatas de destino. El trekking siempre implica un destino específico. Un viaje de trekking atraviesa diferentes terrenos y requiere más equipo y preparación.

Autor: Paul Sanchez Cuenca